Acerca del dibujo y la pintura en nuestras vidas

Los terapeutas a menudo usamos el dibujo como herramienta útil sobre todo en el trabajo terapéutico con niños. Uno de los motivos es la teoría de que el dibujo es una proyección inconsciente de estados anímicos de las personas y nos entregan información sobre su emocionalidad y sus pensamientos. Así se puede indagar en temas de gran relevancia como maltrato o abuso, que de manera verbal podría ser estresante para quien lo narra. El dibujo vendría siendo un lenguaje alternativo y los distintos psicólogos lo usan de acuerdos a sus propias concepciones y formación.

Ahora bien, cuando a un adulto se le propone realizar un dibujo y/o pintar y se le entregan hojas y lápices de colores, esto siempre causa alguna reacción: hay quienes ríen, quienes lo toman como un desafío o quienes también se resisten y no se animan a realizarlo. En nuestro diario vivir, entre tantas preocupaciones y responsabilidades, el dibujo y la pintura son cosas lejanas, cosas de niños. Estamos muy desconectados de nuestros propios niños internos.

Pero animarse a dibujar o pintar es realmente terapéutico. Hay libros de pintar especialmente diseñados para adultos, yo recomiendo “CALMA. El arte de colorear”, de Lacy Muchlow y Angela Porter. Como su título bien dice, colorear es una actividad que trasciende lo terapéutico y produce calma en quien lo realiza. Es muy parecido a tejer o bordar y es una actividad muy cercana a la meditación, por lo que si estás interesado en aprender a meditar, o te cuesta hacerlo, puedes comenzar pintando o dibujando. En el dibujo y la pintura uno plasma sus estados internos, se desconecta de aquello que lo agobia o preocupa, se desconecta del tiempo y el espacio.                                                         Esto es tremendamente beneficioso para la mente.

Puedes adoptar esta actividad y redescubrirte como niño, disfrutando de la sencillez. Desconectarte del motor de la mente y abrir más fácilmente tu corazón. Este es un objetivo terapéutico que siento que es necesario, pero que puedes vivir también en casa o en el espacio que tu definas. Si sientes que te resistes a dibujar o pintar, sería interesante que te preguntes sinceramente el por qué.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s